Celiaquía: ¿Es realmente tan difícil no tomar gluten?

Celiaquía: ¿Es realmente tan difícil no tomar gluten?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la celiaquía es una enfermedad en la que la intolerancia al gluten es permanente. Aun así, puede haber otras afecciones en las que el gluten pueda ser eliminado de la dieta, como en la enfermedad al gluten no celiaca o en alergias al trigo.

El gluten no es un nutriente esencial para el cuerpo humano sano, por lo que eliminarlo no ejerce ningún efecto perjudicial. También es importante saber que, si no tienes enfermedad celíaca diagnosticada, eliminarlo no supone beneficios, ya que el gluten no es ningún veneno. En determinadas patologías digestivas o autoinmunes puede considerarse su eliminación, pero es recomendable que lo valores con tu nutricionista primero.

Lo principal es saber que no consiste en elegir todos los productos etiquetados como “sin gluten” sino en priorizar más materias primas y alimentos que están exentos de por sí de gluten. De hecho, los alimentos que contienen el etiquetado “sin gluten” suelen ser en su mayoría insanos y muchísimo más caros.

Alimentos que NO contienen gluten:

  • Legumbres (garbanzos, lentejas, alubias, guisantes…)
  • Frutos secos
  • Trigo sarraceno, maíz, arroz, mijo, quinoa y avena*
  • Patata, boniato, yuca, chufa
  • Frutas y verduras
  • Lácteos
  • Aceite de oliva virgen
  • Huevos
  • Encurtidos
  • Carnes y pescados naturales

*En el caso de la avena, es importante aclarar que no es un cereal que tenga gluten en sí mismo, pero normalmente se procesa en presencia de otros cereales que sí pueden tenerlo, produciendo contaminación cruzada y haciendo que un producto como unos simples copos de avena puedan tener trazas de gluten que perjudiquen la salud de una persona con celiaquía. Por esto, es importante mirar el etiquetado y asegurarnos de que ponga “sin gluten” con el signo oficial obligatorio:

Alimentos que contienen gluten:

  • Cereales con gluten: trigo, centeno, espelta, cebada, triticale, kamut
  • Panes de trigo sin gluten: mala calidad y poco saludables
  • Bollería, galletas, dulces sin gluten: exactamente igual de insanos que su versión con gluten, y además no son necesarios en una alimentación saludable
  • Ingredientes con gluten: cereales, harinas, almidones modificados, féculas, espesantes, extractos de malta, jarabe de malta, levaduras, algunas especias

Los productos sin gluten son casi un 50% más caros en el mercado. Unos números que dejan muy claro que éste no es un problema que se esté abordando con solvencia ni por empatía hacia los derechos de este colectivo.

Del mismo modo, el IVA para todos los productos de este tipo es igualmente del 21%. Entonces, ¿qué puedo comer si está tan difícil? La realidad es que no tenemos que consumir este tipo de productos o alimentos sin gluten porque no son recomendables en una dieta saludable en general, tengas celiaquía o no. Por ejemplo, en cuanto a los bollos o pan, puedes considerar las siguientes opciones:

  • Tostadas: puedes comprar un pan que sea de un cereal que no contenga gluten en panadería, puede ser de trigo sarraceno o de maíz, comprar fajitas de maíz o tortas de arroz. También puedes hacer tu propio pan en casa, ¡queda espectacular y te enamorarás del sabor!
  • Para los postres, puedes hacer pudding de chía, gachas de avena, arroz con leche…
  • Snacks saludables: arroz inflado, copos de maíz, chocolate 85%, fruta, frutos secos, galletas de avena caseras, encurtidos, crudités de verduras…

A continuación te dejamos el enlace a la receta del pan casero. Ten en cuenta que, para hacer la receta, deberás utilizar SOLO las opciones de cereales que no contengan gluten (ya mencionados en el artículo).

Pan integral casero

Comparte este post:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *