Cómo responde nuestro metabolismo al ejercicio en ayunas

Cómo responde nuestro metabolismo al ejercicio en ayunas

Hacer ejercicio en ayunas es una práctica que está ganando tendencia y que sus beneficios o contraindicaciones pueden generar confusión.

¿Hacer ejercicio en ayunas ayuda a quemar más grasa?

¿Es beneficioso en todos los casos o depende de la intensidad?

¿Cuándo es mejor entrenar en ayunas?

Algunos estudios recientes han mostrado que hacer ejercicio en ayunas aumenta la pérdida de grasa durante y después de entrenar, comparado con hacer ejercicio sin ayunar. Sin embargo, aún no se han confirmado los beneficios en la composición corporal de esta tendencia.

Por otro lado, en un estudio realizado con individuos entrenados y no entrenados, se comprobó que, tras 12 horas de ayuno, un entrenamiento a baja intensidad quemaba más grasa, pero cuando la intensidad se incrementaba, el entrenamiento no utilizaba más grasas como fuente de energía, independientemente del estado nutricional. De igual forma, se comprobó que el entrenamiento a alta intensidad no resulta muy diferente en ayunas o habiendo realizado una comida previa, y la pérdida de grasa fue similar en ambos casos.

Al final de cuentas, lo que la ciencia dice es que, aunque el entrenamiento en ayunas puede generar algunos beneficios metabólicos, si la intensidad del entrenamiento es elevada, el ayuno no produce mayores ventajas ni fomenta una mayor pérdida de grasas. Al final, lo que determinará una mayor pérdida de grasa (balance negativo de grasas, déficit de calorías) será el balance total diario de lo que ingerimos vs lo que quemamos.

Por tanto, la clave no está en el entrenamiento en ayunas o no, si no en seguir una buena estrategia nutricional y de ejercicio físico, un buen descanso ya que el músculo y el organismo se tiene que recuperar, una correcta regulación del estrés y una adecuada hidratación.

Llegamos a la conclusión de que lo importante es generar adherencia, buscar una forma de mantener el ejercicio como hábito y valorar de forma individual si entrenando en ayunas me siento con más energía o, al contrario, me fatigo más; valorar la sintomatología digestiva y si me afecta en el ejercicio, entre otros.

Si quieres saber las claves para la pérdida de grasa este artículo te puede interesar: «¿Por qué no pierdo grasa?»

Referencias:
Body composition changes associated with fasted versus non-fasted aerobic exercise
Brad Jon Schoenfeld, Alan Albert Aragon, […], and Gul T Sonmez.
Effects of aerobic exercise performed in fasted v. fed state on fat and carbohydrate metabolism in adults: a systematic review and meta-analysis
Alexandra Ferreira Vieira et al. Br J Nutr. 2016 Oct.

Comparte este post:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.