Lo importante está en el interior… de nuestro intestino

Lo importante está en el interior… de nuestro intestino

Nuestro aparato digestivo está formado por todo el conjunto gastrointestinal, que incluye desde la boca y las glándulas salivales, bajando por el esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, recto y ano. Además, el páncreas, el hígado y la vesícula biliar también forman parte de este, realizando funciones importantes.

La principal función de nuestro intestino es digerir y absorber correctamente todo lo que bebemos y comemos. Por eso decimos que somos, literalmente, lo que comemos. Si nuestro cuerpo no es capaz de realizar bien esta función, no podremos funcionar correctamente ni mantenernos sanos a largo plazo. Cada parte de este gran órgano realiza una función diferente: desde que introducimos un alimento en la boca, ya estamos descomponiendo ese alimento con la saliva.

“Somos los que comemos”

El intestino delgado es el principal encargado de absorber los nutrientes que provienen de los alimentos, para que el torrente circulatorio los transporte y puedan ser usados en las células o almacenados, por ejemplo, en el hígado. Ahora comprendemos por qué es tan importante que la función digestiva y de absorción estén optimizadas, de lo contrario, esto desencadenaría múltiples enfermedades a corto y largo plazo.

Hipócrates decía “toda enfermedad comienza en el intestino”, lo cual quizá no incluya necesariamente todas las enfermedades existentes, pero sí la gran mayoría. Con esta frase, no sólo nos referimos a las funciones puramente fisiológicas del sistema digestivo, sino a unas pequeñas invitadas que tenemos viviendo dentro de nuestro intestino: la microbiota intestinal, conocida como flora microbiana.

“Toda enfermedad comienza en el intestino” -Hipócrates

Hoy en día se sabe que son microorganismos que viven en nuestro intestino, que varía mucho entre individuos, pero que tiene muchas funciones que explican por qué nuestro intestino es, casi literalmente, la clave de muchas enfermedades hoy.

Hay estudios que dicen que somos mitad humanos mitad microorganismos, ya que son cientos de billones de bacterias las que conforman nuestra microbiota intestinal, que puede llegar a pesar ¡hasta 2 kilos! Esto significa mucho, ya que las bacterias son entre 10 y 50 veces más pequeñas que las células humanas, si las colocamos en fila, podrían dar la vuelta al mundo 2,5 veces.

El tracto gastrointestinal es más grande de lo que nos pensamos. Parece que ocupa poco, pero si ponemos una equivalencia que conocemos, sería tan grande como dos pistas de tenis… Increíble, ¿verdad?

Estas bacterias ocupan todo ese espacio, desempeñando funciones muy importantes. Nos defienden de patógenos, ya que educan a nuestro sistema inmunitario para que pueda discernir entre bacterias beneficiosas y patógenos. Fabrican vitaminas importantes y uno de los neurotransmisores más relevantes: la serotonina, la gran conocida como hormona de la felicidad, ¿te suena? Pues gracias a tu microbiota, ésta se produce en un 90% en tu intestino.

La microbiota intestinal fabrica la serotonina u hormona de la felicidad.

Ahora que sabemos lo importantes que son, querremos cuidarlas más a partir de ahora. La alimentación influye directamente sobre la salud de esta comunidad bacteriana. Además, los cambios no son a largo plazo, sino que de un día para otro se encuentran diferencias.

Te contamos en próximos artículos en qué consiste la alimentación prebiótica y probiótica para mejorar nuestra flora microbiana.

Dicho esto, te proponemos un combo de alimento más probiótico. Sí, como lo oyes, se trata de un chocolate negro con 70% de cacao y probióticos, es una forma de poder incluirlos sin suplementación. Los puedes encontrar en www.newyouchocolate.com, tienen diferentes variedades con sus respectivos ingredientes dependiendo del objetivo. Y lo mejor, te dejamos un descuento del 10% para que puedas probarlos con el código ali3snewyou10.

Comparte este post:



1 pensamiento sobre “Lo importante está en el interior… de nuestro intestino”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *