Los 10 mandamientos de la comida de tupper

Los 10 mandamientos de la comida de tupper

Una de cada cuatro personas en edad laboral come con tupper en España. Aunque la cifra parece pequeña, somos muchos los que cada día preparamos nuestra comida en casa para hacer de ella una experiencia sabrosa, saludable y más económica.

Es necesario seguir unas normas básicas, a modo de diez mandamientos, para que las comidas de tupper resulten tan perfectas como en casa:

1. Recetas sencillas, sabrosas y saludables, además de económicas.

Lo que preparemos tiene que ser variado, organizado y completo. Si llevamos cinco días seguidos lentejas acabaremos odiándolas y si la mayoría de los días nos hacemos un bocadillo tendremos la sensación de estar de picnic constantemente. El menú debe contener alimentos proteicos, hidratos de carbono y verduras. En cuanto a la bebida es preferible consumir agua y, con respecto al postre, la mejor opción es siempre fruta de temporada.

2. Planificar los menús.

Planificar el menú con algunos días de antelación nos ayudará a que sea lo más coherente posible y que no caigamos en recurrir a cosas rápidas de última hora.

3. Tener una buena despensa o fondo de nevera es fundamental.

Debemos apostar por los productos de temporada e intentar comprar una vez a la semana productos frescos pensando en las recetas que vamos a preparar para nuestros tuppers. Algunos ingredientes de una despensa de calidad que nos pueden ayudar a conseguir un menú apetitoso son: pasta, arroz, legumbres, encurtidos, conservas, hierbas y especias aromáticas, aceites aromatizados… Con todos estos ingredientes tendremos la base para preparar platos nutritivos y sabrosos junto con los alimentos frescos.

4. Es importante cocinar en cantidad.

Una estrategia interesante es elegir un día a la semana para cocinar el mayor número de platos que se conserven en el frigorífico o congelador. Puede resultar evidente, pero cocinar en cantidad no implica comer más.
¿Conoces el “batchcooking”? Significa cocinar en bloques. Desde nuestro Dpto. de Empresa Saludable trabajamos esta temática, entre otras. Lo hacemos a través de un vídeo donde una de nuestras nutricionistas te acompaña explicándote cómo hacerlo y, además, damos material práctico para ello.

5. “Amarás a tu fiambrera por encima de todas las cosas”.

El tupper debe ser lo más apetecible posible para nosotros, con alimentos de colores variados y sabores distintos. Recuerda que, si en casa no te apetece comerlo, en el trabajo menos.

6. No llegar a la comida muerto de hambre.

Debemos intentar llegar a la comida del mediodía con un apetito normal, no voraz. Para ello, tenemos que valorar cómo son nuestros desayunos y/o tentempiés que también nos ayuden a tener un buen rendimiento en el trabajo las horas previas a la comida principal.

7. El microondas es nuestro aliado.

Debemos contar con fiambreras aptas al calentamiento y lo mejor es hacerlo con la tapa, porque esa barrera evita que la comida se seque o se caliente demasiado. Además, el vapor de agua que se forma en el interior de la tapa facilita que el calentamiento sea más uniforme.

8. Organizar la semana y adelantar trabajo.

Al cocinar comida para llevar, hay que pensar también en las cenas, e incluso en lo que comeremos el fin de semana. Diseñar un menú semanal nos ayuda a que nuestra alimentación sea lo más rica, variada y equilibrada posible. Y esto a veces se nos hace algo cuesta arriba… ¡podemos ayudarte con nuestra sección de combos!

9. Usar la imaginación para cocinar.

Variar, variar y volver a variar… La tentación de preparar la cena y reservar una porción para la comida del día siguiente es muy tentadora para todos, pero eso debería ser un recurso puntual.

10. Ser flexible y disfrutar.

Nos podrán surgir imprevistos a lo largo de la semana, pero con un poco de organización conseguiremos tener los recursos necesarios para dar color y sabor a nuestros tuppers de una manera sencilla y saludable.

Día tras día, cinco comidas a la semana, cuarenta y ocho semanas al año, es mucho tiempo para desatender aquello que, al fin y al cabo, es el combustible que necesitamos para funcionar cada jornada, y que también puede ser un disfrute.

Si crees que comes de forma desorganizada por el ritmo de vida que llevamos y te ha parecido útil este artículo, escríbenos y te contamos cómo poder aplicarlo con herramientas útiles.

Comparte este post:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.