Los 5 errores en la alimentación durante las vacaciones

Los 5 errores en la alimentación durante las vacaciones

En nuestra sociedad actual, el control de la alimentación y del peso son cuestiones que protagonizan las conversaciones diarias. Se suma a esta “preocupación social” un periodo vacacional que incrementa el temor a una posible ganancia de peso a consecuencia del cambio de rutina durante este periodo.

Mayor disponibilidad de alimentos distintos a los que habitualmente comemos en casa (buffet, heladerías, restaurantes), comidas sociales, momentos de disfrute con la comida y el cese de nuestra actividad física diaria. Se dibuja así un panorama de riesgo para todo aquel que busca con temor y urgencia el mantenimiento o la pérdida de peso, incluso a costa de las pautas de salud más esenciales.

En este artículo, expondremos los 5 errores principales en el mantenimiento de los hábitos de alimentación y de un peso saludable durante las vacaciones:

ERROR 1. FOCALIZARNOS EN EL PESO.

Debemos interiorizar la siguiente afirmación: “No tenemos un peso, sino un rango de peso”. Nuestro cuerpo es complejo y el dígito de la báscula en un momento concreto no es un indicador fiable del peso, ¿sabías que el peso corporal de una persona puede variar de 1 a 3 kg durante un mismo día, o de un día para otro sin que ocurra necesariamente ningún cambio de alimentación?

Estos cambios en el peso pueden deberse a variaciones en los niveles de líquidos dependiendo de una multitud de factores como la actividad física, el agua que bebamos o el ciclo menstrual.

Además, es esencial entender que el peso es una manifestación de nuestros hábitos (que sufren cambios temporales en vacaciones), por lo que es esperable cierta variación dentro de unos límites. Del mismo modo que cuando volvamos a nuestra rutina diaria, es esperable que el peso se adapte.

ERROR 2. DIETA ANTES DE LAS VACACIONES

Este error se sustenta en el siguiente pensamiento: “Bajaré de peso antes de las vacaciones, ya que asumo que ganaré peso durante las mismas y así compenso y me mantengo”.

Se trata de un error de concepto. Esta tendencia tendrá dos consecuencias principales:

  1. Hacer dieta restrictiva antes de las vacaciones deriva, indirectamente, a que “nos estemos dando el permiso” a descontrolar durante las mismas, derivando así en un mayor desajuste en las comidas y una peor elección de los alimentos sin control ni medida.
  2. Hacer dieta restrictiva antes de las vacaciones conllevará que nuestro organismo entre en “modo ahorro”, de forma que si después comemos de más, resultará en el conocido “efecto rebote”.

ERROR 3. NO APROVECHAR LAS VENTAJAS DE LAS VACACIONES

Es cierto, el periodo de vacaciones conlleva muchas situaciones que ponen a prueba los mejores hábitos de alimentación pero también existen numerosas facilidades. Más tiempo para cocinar platos elaborados y para planificar las comidas, la posibilidad de hacer más ejercicio, habituarse a los paseos por la playa, un estado de ánimo más relajado y positivo que nos puede facilitar no caer en la alimentación emocional, etc.

ERROR 4. PROHIBIRSE ALIMENTOS

Es esencial comprender una idea clave: Prohibirse alimentos, aumenta paradójicamente la ansiedad por comerlos. Entonces, ¿qué hacer si queremos comer saludable y disfrutar del verano? Por un lado, debemos ser más “selectos” y escoger en qué situaciones queremos (merece la pena) disfrutar de ese alimento, por ejemplo, un helado. Por otro lado, debemos aprender a hacer elecciones más saludables o incluso, versionar aquellos alimentos que nos gustan en recetas más sanas, por ejemplo, helados caseros.

ERROR 5. COMPENSAR Y HACER DIETA DESPUÉS DE LAS VACACIONES

Preguntémonos a la vuelta “¿qué hábitos he cambiado durante mis vacaciones y cuáles tenía antes?” En la respuesta hallaremos las pistas para saber qué hábitos debemos recuperar. La vuelta a nuestra rutina previa (ni más, ni menos, siempre y cuando fuera saludable) permitirá que el peso poco a poco se vaya reestableciendo.

Comparte este post:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *