Todo lo que tienes que saber sobre la proteína en deportistas

Todo lo que tienes que saber sobre la proteína en deportistas

Hoy vamos a tratar uno de los temas más controvertidos que salen rápidamente a relucir cada vez que se habla de nutrición deportiva. Probablemente entre las palabras que más rápido nos vienen a la mente cuando se piensa en nutrición para deportistas aparezcan “proteína, suplementación o batidos para ponerse fuertes”, entre otros.

Pero, ¿qué son y para qué sirven realmente los batidos de proteínas? ¿Lo tenéis claro?

Tanto si la respuesta es no, como si crees que sí; te recomendamos que sigas leyendo, porque hoy vamos a explicarlo bien y a disipar las dudas de una vez por todas.

Los batidos de proteína, son en realidad un preparado que se suele hacer con agua y/o leche o bebida vegetal y proteína en polvo. La proteína en polvo es simplemente otra forma de incluir proteína en la dieta. No es más que otro aporte de este macronutriente que, si bien es cierto es importante en la población general, cobra especial importancia en los deportistas y, por tanto, es clave en su nutrición.

La proteína en polvo, no es ningún tipo de polvo mágico que pone fuerte, ni que te hará muscularte muchísimo (ni cualquier otra historia que hayáis podido escuchar o leer). Es simplemente un producto que se obtiene de extraer la parte proteica de los alimentos, inicialmente de la leche, aunque a día de hoy podemos encontrar proteína en polvo incluso de origen vegetal como de la soja, el guisante o el arroz. Y ayuda a alcanzar las necesidades de este macronutriente en determinadas poblaciones a las que les cuesta llegar a través de la dieta.

¿Para quién puede ser útil?

Aunque tiene fama en el deporte, también es una herramienta muy útil en otros casos como pueden ser los ancianos o los pacientes oncológicos, ya que ayudan a prevenir la degradación ósea y muscular, por su buena biodisponibilidad y su rápida y normalmente sencilla absorción. Puede ser una buena herramienta también para población general que tiene dificultades a la hora de consumir la proteína en otro formato, o que prefiere, por lo que sea tomarla así (lo cual no implica que sea imprescindible).

¿Qué tipos hay?

Ahora que ya tenemos un poco más claro qué es la proteína en polvo, os vamos a hablar de los diferentes tipos, porque es bastante frecuente que los botes de proteína generen dudas.

La leche está compuesta de dos proteínas, caseína y suero de leche.

1. Proteína de suero de la leche

Es la más utilizada en nutrición deportiva por ser la más estudiada y, a día de hoy la más eficiente. Hay varios tipos dentro de la proteína procedente de suero de leche.

  • Concentrado: Se obtiene mediante un proceso de filtración en el que se separa la proteína de la grasa y la lactosa. Tienen entre un 30% y un 70% de proteína en su composición dependiendo de la calidad. Son las más altas en carbohidratos. Suele ser la de elección en la mayoría de los casos ya que es la más asequible, aunque no las recomendaríamos en personas intolerantes o sensibles a la lactosa ni a personas con problemas digestivos.
  • Aislado: Es de mayor pureza en este caso, el porcentaje de proteína aumenta hasta un 90%, tiene menos cantidad de grasa y carbohidrato. Se absorbe más rápido. Es más recomendable para personas con intolerancias o problemas digestivos porque su digestión es ligera y no causa malestar estomacal.
  • Hidrolizado: es una forma pre-digerida, lo que implica que no requiere tanta digestión en el cuerpo. Es la que tiene mayor biodisponibilidad y pureza, y la que, por tanto, más rápido se asimilará de las tres.

Los precios van aumentando a medida que se incrementan los tratamientos de las proteínas, y es sumamente importante elegir una proteína de calidad porque de lo contrario puede aparecer malestar intestinal, digestiones pesadas incluso flatulencias o diarreas.

2. Caseína

La caseína es también una proteína de alto valor biológico, pero tiene una gran diferencia con las anteriores, y es que su absorción y su digestión son lentas. Por este motivo, normalmente se toma cuando va a haber largos periodos de ayuno como es el caso de las noches. Tiene alto poder de saciedad, por lo que también es interesante en periodos de pérdida de grasa, puede ser un buen aliado para fomentar la adherencia. Además, su textura es mucho más densa que la de la proteína de suero de leche, característica muy utilizada en la repostería saludable.

3. Proteínas vegetales

Son las más novedosas, y por tanto las que menos estudios tienen, pero serán las de elección en personas que sigan una alimentación vegetariana o vegana. Pueden ser de soja, guisante, arroz…

Esperamos haber resuelto tus dudas con este artículo. Ahora suponemos que te estás haciendo la pregunta de…

¿Debería tomar proteína en polvo? ¿Es interesante para mí?

Como ya sabes, cada caso es único y depende de muchos factores, así que: ¡Consúltanos sin compromiso y resolveremos tus dudas, encantados!

Comparte este post:



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.